Apoyo en el cáncer

Pixabay.com/HenryRomero

 

En este corto podemos ver cómo el apoyo de nuestro entorno puede influir sobre nuestro estado de salud, tanto físico como emocional.

El apoyo social ha demostrado tener una influencia positiva tanto en la persona que padece la enfermedad como en los cuidadores.

Hoy es el día mundial contra el cáncer, día mundial en el acompañamiento de sus afectad@s y, por ello, ponemos nuestro granito de arena ampliando consciencia sobre la importancia del apoyo para los pacientes y su entorno.

 

Y… ¿qué es el apoyo social?

Es un proceso relacional entre personas o grupos de personas, que a través del contacto forman vínculos de diferente naturaleza (amistad, familia, pareja…), recibiendo y dando apoyo material, emocional y afectivo en la solución de situaciones cotidianas en momentos de crisis.

 

Influencia del cáncer en el paciente y su entorno

Para cada paciente y cada familia, la enfermedad tendrá un significado íntimo y diferente. Este significado va a depender de múltiples factores, como son las características de la personalidad, el estatus socioeconómico, el nivel de madurez psicológica, el momento vital, los apoyos percibidos (familiares, amistad, pareja…), etc.

A nivel personal, el paciente tiene que readaptarse a su entorno, aprendiendo a pedir ayuda y aceptándola, enfrentándose a la pérdida, el miedo, la frustración, la ilusión, con cada etapa superada.

A nivel familiar, el cáncer nos cambia la vida, tanto a la persona afectada como a los que le rodean. Estos cambios ocurren en nuestra vida cotidiana repercutiendo emocionalmente, cognitivamente y conductualmente. Nuestros hábitos se modifican porque el sistema cambia.

A nivel de pareja, no es fácil tirar del carro, ser fuerte, valiente, levantar el ánimo… el papel que cumple la pareja es muy importante, por eso, el cuidado del acompañante es primordial, para poder ayudar al paciente.

L@s amig@s son otra fuente de apoyo esencial en el día a día.

El cáncer cambia la vida de la persona y su entorno y, con esto, como vemos en el libro «El mundo amarillo» de Albert Espinosa, no quiere decir que la vida empeore en sí, quiere decir que cambia. Ahora toca ver el modo de aprender de ese cambio de vida, y para eso el apoyo es fundamental.

 

¿Cómo influye el apoyo?

El apoyo médico, psicológico y social puede determinar el curso de la enfermedad, ya que se relaciona directamente con el estado del paciente y es una de las claves para superar con éxito los obstáculos que enfrentan, y lograr mejorar su calidad de vida.

El apoyo contribuye a satisfacer necesidades como las de seguridad, contacto social, pertenencia, estima, afecto, etc., paliando los efectos negativos del estrés.

 

¿Cuándo estamos apoyando?

  • Cuando escuchamos lo que la persona nos quiere decir (tanto lo positivo como lo negativo).
  • Cuando sostenemos todas las emociones del paciente, especialmente las consideradas negativas (sostenerlas, no quitárselas).
  • Cuando hacemos que vea también las luces de su día, no sólo las sombras, poniendo el foco en lo positivo.
  • Cuando hacemos que no pierdan de vista sus metas y objetivos diarios.
  • Cuando no quitamos importancia al dolor que la persona siente.
  • Cuidándonos a nosotr@s mism@s para estar disponibles, ofreciéndoles nuestra ayuda si la necesitan.
  • Estando presentes, acompañando, sin juicios.

 

Con miedo y valentía, tristeza y alegría, dándote la mano para que sigas adelante.

(95 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.