Aprendemos lo que vemos


Una de la forma más habitual que tenemos de aprender es mediante aprendizaje vicario, es decir, observando.

 

Los niños y niñas van absorbiendo todo lo que tienen a su alrededor como parte de su crecimiento y así, aprenden también a imitar. Imitan lo que decimos, la forma que tenemos de hablar, lo que hacemos, nuestros gestos… por eso es tan importante que pongamos conciencia en nosotros mismos/as para ser buenos modelos.

Según la Teoría del Aprendizaje Social, el modelado es una de las estrategias que usamos para aprender. Ésta consiste en observar lo que hacen las personas de nuestro alrededor y ver qué consecuencias tiene su conducta.

El modelado es especialmente útil en situaciones donde nos sentimos insegur@s o no tenemos experiencias. En estos casos, imitamos la conducta que vemos en un modelo al que nosotr@s admiramos, o con el que nos sentimos identificad@s.
El autor más destacado de estas teorías es Bandura, según el cual, el aprendizaje por observación se lleva a cabo mediante cuatro procesos:

  1. Atención: la atención que prestamos al modelo que nos interesa. Este proceso se ve influido por características como el valor de la conducta que observamos y el nivel de estimulación que tenemos en ese momento (expectativas, aspiraciones, capacidades…).
  2. Retención: capacidad que tenemos de almacenar la información en nuestra memoria. Se ve influida por nuestro nivel cognitivo.
  3. Producción: determina la exactitud con la que reproducimos la conducta. Se ve influida por la dificuldad de la conducta y las nuestras habilidades físicas.
  4. Motivación: grado de motivación que tenemos para reproducir la conducta. Se ve muy influida por nuestras expectativas, incentivos que recibimos del modelo, etc.

Podemos poner nuestro granito de arena, porque todos y todas influimos constantemente en los demás, sobre todo en los niños y niñas, puesto que al principio, no saben discriminar entre bueno y malo, lo que está bien y lo que está mal.

Si somos violentos, si gritamos, si nos desesperamos ante un problema, si echamos la culpa a los demás… enseñamos modos de comportamiento que van imitando nuestros niños y niñas.

 

¿Pones atención a tus conductas que son observadas?

  • ¿Cómo pides las cosas?; ¿cómo obtienes silencio?; Si te hablan de malos modos, ¿respondes igual?; ¿le dices que no te gusta que te hablen así?. Enséñales que se pueden pedir las cosas de buenas maneras.
  • Cuando alguien está llorando, ¿le dices que deje de hacerlo?;¿cuestionas por qué lo hace?. Ponte en su lugar y piensa lo que a ti te gustaría. Pregúntale si puedes darle un abrazo, dile que estás ahí para lo que necesite.
  • Si alguien comete un error, ¿cómo respondes? prueba a darle ánimos, ¡la próxima vez lo hará mucho mejor!.
  • ¿Vas a los sitios corriendo?, ¿dices mucho «date prisa que vamos tarde«?. Dedica tiempo a las cosas que realmente os gustan y os importan.
  • En casa, ¿prestas atención cuando te hablan?; ¿le das importancia a lo que te cuentan?. Los niños y niñas están descubriendo cosas nuevas todos los días y para ell@s, ¡es súper emocionante!.

 

Con este vídeo os invitamos a observar vuestro alrededor, el mundo que os rodea, cada persona actúa de forma diferente…

Y tú, ¿cómo quieres influir en el mundo?

 

¿Tienes alguna duda? Ponte en contacto con nosotras y estaremos encantadas de atenderte 🙂

(95 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.