Buzón de escucha: CELOS DE MI PAREJA

Consulta:

“Los celos de mi pareja están acabando con nuestra relación, son celos obsesivos, por más que hable con él no consigo calmar su malestar. Nuestra relación son rupturas y vueltas, siempre desconfiando…  Me siento bien cuando no hay celos de por medio, protegida y cuidada, y me siento frustrada ante esta situación. Él me pide que no le deje, me pide que le comprenda, pero yo me siento mal y al final siempre acabo enfadada con él. Son muchos años así. Entiendo que mi actitud no es la adecuada y quiero ayudarle, pero no encuentro el modo de hacerlo. No sé si debería terminar la relación definitivamente.”

 

Respuesta:

Los celos son uno de los principales enemigos de las relaciones de pareja, tan difíciles de eliminar como convivir con ellos. Este sentimiento cumple el objetivo del mantenimiento de la relación de pareja pero, paradójicamente, es una de las causas principales de las rupturas. Por esta razón, son muchas las personas que acuden a un experto pidiendo aprender a controlar los celos.

Hablamos de obsesión como un síntoma ansioso que consiste en que un pensamiento o idea que te atormentan y no puedes controlar su intensidad, su aparición ni su frecuencia. Dominan tu pensamiento y también tu estado de ánimo y no responden a la realidad, por eso tal como dices, por más que le digas, no es suficiente. Existen técnicas para poder abordar estos síntomas.

En la relación de pareja se crean unos vínculos de apego, como en la infancia lo hacíamos con nuestros cuidadores, que incluyen sentimientos, actitudes, pensamientos, formas de actuar e incluso de ser con el otro. Dichos patrones de interacción determinan las expectativas que cada uno tiene del otro, el tipo de vínculo y las bases del compromiso. Son diversas las fases por las que pasa una relación, dichas fases pasan por crisis. Superar una crisis es posible, los patrones de la interacción se pueden modificar, así como construir la confianza. Sin embargo, para ello es muy importante que cada uno de los miembros de la pareja haga una reflexión personal, y analice sus afectos hacia la otra persona, las emociones y las expectativas puestas en la relación.

Es importante preguntarnos qué buscamos en una relación, qué te gustaría que te aporte tu pareja y si es éste el tipo de relación que quieres. Si tu respuesta es afirmativa, tal vez sea el momento de modificar “el baile” que lleváis en vuestra relación,los patrones de conducta, a través de estrategias que contribuyan a una comunicación asertiva y mediante la construcción de la confianza. Tal vez podéis valorar la opción de consultar con un especialista que os guíe para construir una relación más sana.

En cualquier caso, es importante que trabajes qué necesitas, que quieres de tu relación de pareja.