Estar en el presente

*pixabay.com/Benjamin Balazs

Os dejamos este anuncio para resaltar la importancia de estar plenamente conscientes y conectad@s en cada cosa que hacemos:

Muchas veces, cuando tenemos malestar, si nos paramos un momento a pensar, este malestar no es por algo que está pasando justo ahora, en este momento, sino que nos llegan a la mente pensamientos, emociones, imágenes, recuerdos, de algo que ya pasó (pasado) o preocupaciones de lo que va a pasar (futuro), o lo que es lo mismo, no estamos en el presente.

Entrenar para estar en el presente

Si cuando estás haciendo algo, ves que te vienen pensamientos a la cabeza y te llevan a otra parte que no es el aquí y el ahora, puedes volver al presente tomando conciencia de lo que percibes mediante tus sentidos:

  • ¿Qué ves? Fíjate en lo que percibes mediante la vista aquí y ahora, en el lugar en el que estés, fíjate en colores, formas…
  • ¿Cómo me siento? Si estoy triste, contenta, asustado… ¿qué ha pasado a mi alrededor? y ¿dónde puedo localizar ésto en mi cuerpo?.
  • ¿Qué puedes escuchar en este momento? Ruido ambiental, coches que pasan, la televisión, alguien hablando…
  • ¿Qué sensaciones puedo percibir ahora en mi cuerpo? Frío, calor, tensión, bienestar…
  • ¿Qué puedes oler en este momento? Si no percibes ningún olor, puedes coger algún aroma que te guste, huélelo y concentra toda tu atención para ver cómo huele, ¿es cítrico, dulce, amargo?
  • ¿Qué puedes tocar? Fíjate en tus manos, ¿tienes algo en ellas? Si no lo tienes, coge algún objeto que esté cerca ¿cómo es? Duro, blando, suave, liso…
  • Pon tus pies en el suelo y nota el contacto con él, si estás sentad@, nota tu culo en la silla, nota cómo tu cuerpo está aquí y ahora.

Muchas veces, las preocupaciones que tenemos sobre cómo me saldrá un determinado examen, si caeré bien a esa persona a la que voy a conocer, si esta amiga seguirá enfadada conmigo por aquello que le dije, podemos aliviarlas simplemente volviendo al aquí y al ahora, porque ahora, en el presente, nada de ésto está ocurriendo.

Con estos sencillos ejercicios empezarás a conectar cuerpo-mente y conducta: cómo influye lo que pienso o lo que me pasa en mi cuerpo y qué consecuencia tiene ésto: ¿me produce un sentimiento?, ¿cómo actúo?..

Y tú, ¿cuánto estás en tu presente cada día?

(95 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.