¿Quieres dar un cambio?

Si estás leyendo esta entrada para cambiar a alguien (tu pareja, madre, padre, amiga…), siento decepcionarte, pero no es esta la entrada que buscabas. ¡No podemos cambiar a los demás! Deja de intentarlo, ya es difícil cambiar aspectos de uno mismo cuando nos lo proponemos, como para que consiga cambiarte otra persona que no eres tú misma.

Muchas personas llegan a mi consulta pidiéndome que les cambie, yo les digo que el psicólogo sólo puede acompañar en ese proceso de cambio, y sólo uno mismo puede cambiar.

¿Quieres dar un cambio?

  • Elige tu propósito y reflexiona para qué quieres ese cambio, necesitas sentir seguridad antes de enfrentarte a una nueva meta. ¿Qué necesitas cambiar? A veces, aunque no seamos conscientes, todo se reduce a librarnos de cargas innecesarias, sobre todo de las que nos imponen la sociedad y los demás.
  • Cuando lo tengas claro, ¡empieza a trabajar en ello!, el mejor día para empezar un cambio es hoy, no lo pospongas más.
  • Piensa en cómo te sientes y lo que vas a conseguir. Cuídate de esos pensamientos que van a aparecer para hacer difícil tu camino, nos sentimos seguros en lo que conocemos y cualquier pequeño cambio en nuestras vidas lo vivimos como un riesgo y un gran esfuerzo, ahí aparecerán los pensamientos negativos para darte argumentos de retirada de tu objetivo. Escucha esos pensamientos, y recuerda que los pensamientos no son la realidad, sólo son pensamientos, ya reflexionaste sobre hacer este cambio y la decisión está tomada, ¡lucha por tu objetivo!
  • Por último, ten paciencia. La prisas no son buenas compañeras del cambio, piensa que te has llevado toda tu vida entrenándote para ser como eres o para estar como estás y ahora necesitarás tiempo para entrenarte en esta nueva meta que te has planteado. Recuerda también que no hay triunfo que no haya pasado antes por fallos, sólo si mantienes la esperanza de seguir intentándolo, a pesar de los errores cometidos, lograrás tu propósito.

Algo importante que hay que tener en cuenta: el fracaso en el cambio, en muchas ocasiones, está en la definición del objetivo. Toma conciencia si eso que quieres cambiar, ese objetivo, depende de ti.

Hay algo que puedo ver todos los días, una persona no puede cambiar nada si no hay antes ACEPTACIÓN. Sin pensamientos a tu favor no conseguirás avances. Apoyándote, valorándote y queriéndote es el camino. Cree en ti, si te gustaría cambiar en algún sentido lucha por ello.

¿Por qué nos resulta difícil cambiar? Cuando nos enfrentamos al cambio,nos estamos enfrentando al mismo tiempo a la necesidad de variar algo que nos caracteriza, algo que forma parte de nuestro «yo», y ésto muchas veces lo vivimos como un ataque a nuestra identidad. Siempre nos engancha esa melancolía de lo que dejaremos atrás, que es parte de uno mismo. Tienes que entender que no llegarán cambios en tu vida si no sueltas. No tengas miedo a equivocarte, cometer errores es el paso para aprender, para crecer.

De vez en cuando, a todos nos conviene hacer un alto en el camino para reflexionar respecto a la vida que llevamos y revisar nuestras metas. Ten en cuenta que vamos creciendo y las metas también van cambiando con el tiempo y las circunstancias.

 “Si deseas que las cosas cambien, no las hagas siempre de la misma forma”. Einstein

 

 

(95 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.