Te quiero normal

Te propongo una reflexión:

¿Cómo sería poder decirle a tu pareja «te quiero comúnmente»? ¿”te quiero normal”?

También podría ser:

«Te quiero con el alma y te elijo con la cabeza», incondicional y condicionalmente.

El amor basado en la libertad de elegir

La dependencia en una relación puede llevar a una persona a recurrir a la violencia: “Me muero sin ti” “sin ti no soy nada” “Si no estás conmigo no estás con nadie” …

La auténtica entrega no es dar para retener al otro, eso es dar para ser amados, no porque el otro nos importe. Ese es un amor condicionado, doy para recibir. El amor incondicional está en nosotros, no es algo que el otro nos pueda dar.

En la pareja aparece el conflicto entre la necesidad de pertenecer y unirse al otro y la necesidad de conocer y expresar la propia identidad. La cultura occidental tiende al mito del “amor romántico”, y esto deja como tarea a las parejas el reconciliar el ser uno mismo y estar con el otro.

Con el enamoramiento en realidad uno no ve al otro. Deseamos que la pareja nos satisfaga, y ese deseo nos impide ver a la persona que tenemos delante, le idealizamos o bien proyectamos aquello que tenemos reprimido en nosotros y nos atrae.

Aquello que buscamos desesperadamente en otras personas, generalmente, son las carencias que tenemos, y con ellas nos encontramos en pareja, dificultando mucho el encuentro real con el otro.

Para que nuestra relación funcione, hay que hacer el viaje de encontrarnos con alguien completo con quien compartir lo que tengo y lo que tiene. Un amor recíproco. Este es el sentido de la pareja y no la salvación. Para lograr la independencia emocional hemos de aprender a ser felices por nosotros mismos.

“Si el otro fuese y actuase como yo quiero, no tendría estos problemas”. “Simplemente con que se amoldase a mi, ya desparecería todo malestar”, pero eso no es querer a la otra persona, es buscar sólo nuestro propio bienestar.

El amor es una decisión consciente de amar en lo real, viendo lo bueno y lo malo de la pareja.

Una relación de pareja siempre tiene algo que decir de nosotros mismos. Estar en pareja nos ayuda a nuestro crecimiento personal, a conocernos más. Por eso vale la pena el dolor al que tendremos que enfrentarnos, porque cuando lo atravesamos, ya no somos los mismos, hemos crecido.

Os invitamos a ir rompiendo la idea del amor romántico e ir creando nuevas historias que nos ayuden a vivir un amor común. Esto podría ser lo que significa amar en el aquí y ahora.

«Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados». Erich Fromm

(95 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.